Lo que no debes hacer antes de un parto natural

Hay algunas cosas que no se pueden hacer antes del nacimiento natural, como no comer. A continuación, explicamos en detalle cuáles son las razones de dichas prohibiciones, así como información relevante al respecto.

No debes comer antes del parto

Para este aspecto es importante el lugar donde se da a luz, porque cada hospital y maternidad tiene sus propias reglas. Pero en muchos de ellos a las mujeres no se les permite comer antes el parto; el consumo de alimentos se limita a líquidos simples o cubitos de hielo. Existe este protocolo debido a la posibilidad de una cesárea.

Si se necesita anestesia general, los médicos no quieren aspirar los pulmones ni introducir alimentos en las vías respiratorias. Al principio, es posible que tenga hambre o se enoje porque su esposo está cerca de usted y está comiendo pizza. Pero una vez que estás en trabajo de parto, te olvidas de todo «.

Infórmate

Puedes prepararte con antelación para el proceso de parto e incluso es recomendable hacerlo. Al practicar técnicas de respiración y relajación con una persona calificada y con experiencia, sabrá de antemano cómo reaccionar ante el dolor del parto. Además, seguro que tienes en mente una serie de preguntas a las que quieres responder.

Es cierto que las mujeres siempre han dado a luz y el parto no es un proceso nuevo, pero ciertamente en el pasado las cosas tuvieron una evolución mucho más traumática. Además de información sobre lo que implica el trabajo de parto, prepárate con información sobre la lactancia materna, si deseas amamantar a tu bebé.

No esperes que su pequeño simplemente se adhiera a tu pecho y comience a succionar. Ambos pasarán por un proceso de adaptación, y para algunas madres no será nada fácil. Si habla con una partera o un asesor de lactancia durante el embarazo, te resultará más fácil aprender la forma correcta de sujetar a tu bebé y la posición de sujeción al pecho.

No dejes la decisión sobre cómo dar a luz o el plan de parto para el último minuto

Es muy útil, tanto para ti porque te dará una sensación de seguridad extra, como para el médico que sabrá cómo quieres que vaya tu parto, elaborar un plan de parto desde el embarazo. Habla con tu médico que supervisa tu embarazo; en esta ocasión podrás explicarle cuáles son tus preferencias con respecto a la medicación que te administrarán el día de tu cumpleaños, las opciones para inducir el parto y otras intervenciones con las que estés de acuerdo, respectivamente.

Es importante seguir los controles médicos prenatales, que son extremadamente importantes tanto para su salud como para la salud de su bebé. Durante los chequeos puedes comentar las ambigüedades que tienes sobre el parto y puedes hacerle al médico las preguntas que anotes de antemano. Así mismo, lo ideal sería elegir un hospital u hospital de maternidad cerca de tu casa.

No olvides preparar tu equipaje de maternidad

Asegúrate de tener todo lo que necesitas listo para ir al hospital. Haz una lista de cosas necesarias y posiblemente discute con otras madres que han dado a luz sobre los objetos que les son útiles en la maternidad.

Es posible que te despiertes en una situación en la que llevaste libros y revistas para leer, pero olvidaste empacar tus pantuflas.

La lista debe incluir principalmente los elementos necesarios, como un camisón / pijama posiblemente especial para la lactancia (más un sostén / corpiño de lactancia), calcetines para calentar los pies, crema de manos y cosméticos para los pezones, así como productos para bebés, como ropa, pañales, toallas, etc. Es bueno tener listo el equipaje de maternidad al menos un mes antes de dar a luz.

Nunca digas … nunca

Lo más importante en la lista de cosas que no debe hacer antes del nacimiento natural es mantener la mente abierta. Si bien el parto es en sí mismo un proceso natural, siempre es posible tener complicaciones que no estén relacionadas con usted o con la competencia del personal médico.

Considera la posibilidad de que puedas solicitar analgesia epidural incluso si inicialmente no planeaste usar medicamentos anticonceptivos. Por supuesto, puede haber situaciones en las que ni siquiera importa lo que quieras, y el médico solo tiene como objetivo tu salud y la del bebé.

En tales emergencias, las decisiones médicas inmediatas que salvan vidas tienen prioridad, por lo que es aconsejable renunciar a ideas preconcebidas y opiniones rígidas.

Leave a Reply

Ad Blocker Detectado

Nuestro sitio web es gratuito, sin embargo al mostrar anuncios en línea a nuestros visitantes se puede generar dinero para los gastos de servidores de alojamiento del mismo. Considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.

Refresh